Vinagre Balsámico

Su procedencia de vinos dulces y su lenta acetificación posterior, evolucionan hasta conseguir un perfecto equilibrio de dulzor y acidez.

Gran densidad de color, caoba muy oscuro. Con ribetes dorados de pasas secas.

Untuoso, amplio y suave. Recuerdos a uvas pasas y ligeras notas de maderas nobles.

Condimento ideal, para recetas gastronómicas especiales, como ensaladas de frutas, carpaccios de salmón, escabeches y vinagretas, salsas César y Tártara. En postres como fresas, helados y mousses.